Ritch Mueller representó a FINSA y Walton Street Capital, en la venta a Fibra Uno de un portafolio inmobiliario (Portafolio Titán), compuesto por 74 naves industriales, localizadas en 9 estados y 10 ciudades de la República Mexicana, con un valor de USD$841 millones. Fue considerada la transacción inmobiliaria industrial más importante del año en América Latina.