Ritch Mueller representó a los bancos en las negociaciones de los contratos de crédito y su ejecución, desde una perspectiva de Ley mexicana, en el refinanciamiento de la deuda de PEMEX a través de un Contrato de Crédito Revolvente por USD$5,500 millones y un Contrato de Crédito a Plazo por USD$2,500 millones, otorgados por 23 bancos.