Ritch Mueller representó a Goldman Sachs y a Morgan Stanley, como intermediarios colocadores en la oferta por parte de Aeroméxico de USD$400 millones de sus Senior Notes a una tasa de 7.000% y con vencimiento en 2025.